Solomillo al Pedro Ximénez


 Solomillo al Pedro Ximénez
Solomillo al Pedro Ximénez,
con ciruelas pasas y manzana.
Ingredientes 
2 solomillos de cerdo
18 ciruelas pasas sin hueso
½ vaso, de los de agua, de vino dulce Pedro Ximénez
2 y ½ vasos de caldo de carne
1 cebolla
1 manzana reineta
pimienta negra molida
2 “nueces” de mantequilla
sal
1 cucharada de aceite de oliva.
Manos a la obra:
Ponemos en remojo, en el vino, las ciruelas pasas unos 15 minutos, transcurridos los cuales pondremos el conjunto al fuego para reducir a una tercera parte el vino y ablandar las ciruelas, reservando por un lado el vino y dos ciruelas y por otro el resto de las ciruelas escurridas.
Salpimentamos los solomillos y les hacemos unos cortes sin llegar al final. En una cacerola plana, o en una fuente para vitrocerámica, ponemos una cucharada de aceite de oliva y dos “nueces” de mantequilla, a fuego fuerte doramos los solomillos -por fuera- y los apartamos reservándolos. En la misma cacerola o fuente, sofreímos la cebolla, cortada previamente en juliana. En un cazo o sartén, con una cucharadita de aceite de oliva, pochamos la manzana previamente limpia de piel y semillas y cortada en trozos pequeños, agregándola cuando esté pochada a la cacerola donde está la cebolla, mezclamos todo y añadimos las dos ciruelas pasas y el vino reducido que habíamos reservado anteriormente, damos una vuelta al fuego, añadimos los dos vasos y medio de caldo y trituramos el conjunto con batidora, ajustamos de sal y dejamos hervir unos tres minutos, acto seguido, bajamos el fuego y colocamos los solomillos a los que habremos introducido en los cortes, practicados anteriormente, una ciruela en cada uno, añadimos las ciruelas reservadas y tapamos parcialmente la cacerola,dejando que se hagan los solomillos, por cada lado, unos diez minutos; si fuera necesario reducir un poco la salsa, sacaríamos los solomillos y una vez reducido volveríamos a colocarlos para dar el último toque de calor; y, listo.
¡ Qué decir !, al Pedro Ximénez -dulce viejo-
-“Notas a la cata:
Color caoba intenso con tonos yodo. Complejos y finos aromas de uva PX pasificada. Denso y dulce al paladar de larga persistencia.”

Comentarios