Muslos de pollo

La carne de pollo es rica en proteínas, tiene muy poca grasa y es muy fácil de digerir.
El muslo es precisamente una de las piezas más recurrida en la cocina de cualquier casa, absolutamente versátil para su preparación y fácil de combinar con cualquier guarnición y como protagonista en cualquier menú.
Dicho lo anterior, una forma elemental y muy socorrida es la preparación de unos muslos a la plancha con patatas panadera.
Lo sencillo de la preparación casi no precisa explicación sino más bien la sugerencia de prepararlo:
Lavar y pelar unas patatas cocerlas con ½ pastilla de caldo y un poco de vino blanco procurando que queden en un punto que permita pasarlas después a la plancha.
Puesta una plancha al fuego untada de aceite de oliva y salpimentada la carne, procedemos a asar la carne y cuando casi esté añadimos las lonchas de patata dándoles vuelta y vuelta y listo. 

Comentarios