16/8/08

Cangrejos de río en salsa.

Ingredientes 
3 docenas de cangrejos de rio
3 cebolletas tiernas 
3 ajos tiernos
1 diente de ajo
2 hojas de laurel
1 cucharada de pimentón dulce
1 guindilla (cayena)
2 tomates rojos
 perejil picado
1 pastilla de caldo
1/2  vaso de vino blanco (de los de agua)
4 ó 5cucharadas de aceite de oliva
sal y agua
Manos a la obra:
Cortamos los bigotes a los cangrejos y los lavamos varias veces, hasta que el agua sea clara. Ponemos una olla al fuego con el aceite y añadimos los cangrejos (escurridos de agua previamente), ponemos sal; cuando estén rojos, los escurrimos de aceite en la misma olla; y, los reservamos en una fuente. En el aceite echamos la cebolla picada, los ajetes picados y los dientes de ajo laminados, sofreímos hasta que el aspecto sea cristalino, en este punto añadimos el tomate rayado y el laurel, damos unas vueltas y añadimos la pastilla de caldo, la guindilla, el vino, el perejil, el pimentón dulce, mezclamos un par de minutos y añadimos un litro de agua. Dejamos cocer unos 20 minutos, ajustamos de sal. Añadimos los cangrejos; en una taza, desleímos una cucharadita de maizena y lo añadimos a la salsa. Dejamos cocer 20 minutos (moviendo de vez en cuando), ajustamos de sal, y listo.

15/8/08

Doradas al horno.


Ingredientes:
2 doradas de 250/300 gramos cada una.
2 dientes de ajo
2 cucharadas de aceite de oliva
sal y perejil picado
pimienta negra molida
4 rodajas de limón finas (dos por cada dorada)
1 patata grande
½ pastilla de caldo
1vaso de vino blanco
2 vasos de agua
Manos a la obra:
Precalentamos el horno a 180º. Pelamos la patata y la hacemos lonchas de 1cm de grosor, las colocamos en una fuente de horno, salpimentadas, con una cucharada de aceite de oliva, el vaso de vino blanco, los dos vasos de agua en los que habremos desleído la media pastilla de caldo, espolvoreo de perejil; introducimos la fuente en el horno (ya precalentado) y dejamos cocer unos 15 minutos. Mientras preparamos las doradas; que, en las pescadería nos las habrán abierto por la mitad, y quitado las tripas (sólo); salpimentándolas, rociando con aceite de oliva tanto el interior como el exterior, en el interior colocamos dos rodajas de limón, y en la zona de la cabeza un diente de ajo (por doarada), juntamos las dos mitades de la dorada y las abrochamos con dos palillos de madera.
Una vez las patatas estén casi hechas, sacamos del horno la fuente, colocamos la sobreparrilla (adaptable a la fuente), y sobre ella, ponemos las doradas, con un cazo rociamos con el jugo de la fuente las doradas, y las pasamos al horno unos diez minutos; transcurridos estos, les damos la vuelta, volvemos a rociar con el jugo de la fuente, y se dejan al horno otros diez minutos. ¡Listo para comer!
Buen provecho!

10/8/08

Conejo con patatas.

 Conejo con patatas
Ingredientes para cuatro personas:
6 patatas regulares
½ conejo
1 ñora (pimiento rojo para guiso)
4 cucharadas soperas de aceite de oliva
2 dientes de ajo
½ cebolla
1 tomate rojo y unas judías verdes troceadas
½ vaso de vino blanco
pimentón dulce
1 pastilla de caldo
agua y sal.
Manos a la obra:
Pelar las patatas, lavarlas , cortarlas en trozos medianos y reservar. Trocear el medio conejo y reservar. Trocear la cebolla, pelar el tomate, trocearlo y picar ambos con la batidora, reservar. Pelar los dientes de ajo y machacarlos en un mortero junto a la pastilla de caldo, y reservar.
Ponemos una cacerola al fuego (fuego medio), añadimos el aceite, y el conejo troceado y sazonado ligeramente de sal, lo sofreímos y escurrido de aceite, lo apartamos en un plato. Echamos las patatas a la cacerola y las sofreímos ligeramente; después de darles unas vueltas, añadimos las judías verdes, el triturado de cebolla y tomate, la ñora, el vino blanco, una cucharada de pimentón dulce, el conejo, y damos unas vueltas cuidando no quemar el pimentón; añadimos el machacado de ajo, y ¾ de litro de agua caliente; sazonamos de sal, y dejamos cocer unos 45 minutos (dar vuelta un par de veces, y si fuera necesario añadir un poco más de agua, añadirla); probar, ajustar de sal y listo.
Observación: el caldo si está ligeramente espesito, está más sabroso.