Guiso de alcachofas con costillas de cerdo.

Es, este, uno de esos guisos que evocan la cocina casera de antes. Agradecido en sabor y por la consistencia de sabores e ingredientes conformando un plato único.
Un guiso sencillo, fácil y que nos hace disfrutar de cuchareo.
INGREDIENTES:
250 gr de costilla de cerdo
½ cebolla
1 pimiento rojo pequeño
1 tomate rojo
3 dientes de ajo
3 alcachofas medianas
4 patatas medianas
pimentón dulce
1 hoja de laurel
½ vaso de vino blanco
pimienta molida
aceite de oliva
sal
ELABORACIÓN:
Salpimentamos las costillas y reservamos.
Limpiamos y lavamos las alcachofas quitándoles las hojas duras de fuera y cortando las puntas.
Picamos la cebolla, laminamos los ajos, cortamos el tomate en dados y cortamos el pimiento.
En una olla rápida ponemos tres cucharadas de aceite de oliva y cuando esté caliente añadimos las costillas, que habíamos reservado salpimentadas, y las doramos. Añadimos las veduras y rehogamos bien todos los ingredientes. Añadimos las alcachofas enteras o en mitades, al gusto, a mi me gustan enteras para luego disfrutar de la carne de las hojas “rechupeteando”. Añadimos las patatas rotas que no cortadas pues dan mejor los jugos; añadimos el laurel, el vino y dejamos cocinar unos cinco minutos mientras evapora un poco el vino, añadimos el pimentón, removemos suavemente, añadimos dos vasos de agua, ajustamos de sal y tapamos la olla dejando cocer unos 10 minutos -según olla- y listo.

Comentarios