20/3/10

Cabeza de cordero asada

Ingredientes:

1 cabeza de cordero por comensal
1 cabeza de ajos
pimienta negra molida
4 cucharadas de aceite de oliva
orégano
sal
Manos a la obra:
En la carnicería, te abrirán en dos mitades cada cabeza de cordero.
Limpiamos las cabezas de cualquier resto de piel con lana, sobre todo alrededor de los orbitales de los ojos y el morro o quijadas, a continuación las lavamos una por una, con cuidado de no vaciar las sesadas, al chorro del grifo; hecho esto, las dejamos sumergidas en agua unos quince minutos para blanquearlas, cambiamos el agua por una limpia y añadimos el zumo de un limón, volviendo a sumergirlas otros quince minutos, transcurridos, las sacamos del agua y las dejamos escurrir unos cinco minutos. A continuación, las espolvoreamos de sal por anverso y reverso, e igualmente las untamos con una majada de ajo machacado -a mortero- y aceite de oliva, las espolvoreamos de orégano -generosamente- y las colocamos en una bandeja de horno previamente untada de aceite.
Habiendo precalentado el horno a 200º, introducimos la bandeja al horno y a temperatura de entre 180º/190º, las dejamos asar durante 1 hora, transcurrido el tiempo, si la carne está a nuestro gusto, estarán listas para comer.