27/8/08

Ensalá de limón. Genuina


La genuina ensalá de limón.
Ingredientes:
3 limones  que tengan “casco”,
4 cebolletas tiernas medianas,  
5 ajetes tiernos,
1/2 vaso de aceite de oliva (vaso de los de agua), 
2 cucharadillas de comino molido (de las de café, rasas),
1/2 vaso de agua fría ,
sal
Elaboración:
Quitamos la corteza a los limones, sacándola lo más fina posible. Los exprimimos ligeramente a mano procurando dejarles pulpa y un poco de zumo. Los cortamos en trozos y reservamos. También reservamos el zumo extraído. Limpiamos las cebolletas y los ajetes tiernos y lo picamos todo con el cuchillo. 
En una fuente honda ponemos el aceite de oliva, el limón troceado, el comino, la cebolleta y los ajetes picados; punto de sal añadimos el agua fría mezclamos, ajustamos de sal y listo. 
¡El aceite debe notarse!
Observaciones: puede añadírsele un toque de pimentón.
Importante: Se come “sopando pan”. Siendo lo suyo que sea “sentao” y “de pueblo”... ¡el pan!.

25/8/08

Trucha al horno.


Ingredientes para cuatro personas:
una trucha de 1 kg.
6 patatas pequeñas
100 gr. de champiñones enteros pequeños (pueden ser de lata)
2 tomates rojos
1 cebolla mediana
aceite de oliva
sal
1 hoja de laurel
unos taquitos, unas tiras finas y dos lonchas muy finas de jamón serrano
pimienta negra molida para salpimentar
1 vaso de vino blanco
1 pastilla de caldo
un pellizco de perejil picado
un trozo de puerro
1 diente de ajo
Manos a la obra:
En una olla ponemos las patatas (previamente lavadas) con piel, la hoja de laurel y sal, cocemos sin que lleguen a estar en su punto; las sacamos, y quitada la piel las reservamos tapadas con film para que no se oxiden.
En un cazo preparamos el caldo; con la pastilla de caldo -valga la redundancia-, el vaso de vino blanco, el perejil, sal, un trozo de puerro y una cucharada de aceite; que nos servirá de fondo (una vez colado) durante el horneado de la trucha.
En una sartén, con un poco de aceite de oliva, como si se tratara de una parrillada de verduras, damos un punto a los dos tomates (lavados y quitadas las “tapas”), y a la cebolla que habremos previamente cortado en tres trozos paralelos.
En una fuente de horno, disponemos las patatas, la cebolla, los tomates, el champiñón y unas tiras de jamón sobre estos ingredientes, espolvoreamos de sal; regamos con un vaso de caldo, y tapado con film lo reservamos.
Prepararemos un aceite de ajo, con un diente de ajo machacado, cuatro cucharadas de aceite de oliva y un punto de sal, dejándolo macerar unos diez minutos, y colándolo pasado ese tiempo.
En una fuente, ponemos la trucha (que nos la habrán limpiado de tripa -sólo- en la pescadería), escurrida; y, procederemos a sazonarla, por dentro y por fuera con el aceite de ajo, salpimentamos por las dos caras y por dentro; le hacemos unos cortes trasversales en los lomos, introduciendo en cada corte dos tiras de jamón, y en el interior las dos lonchas finas. Dejamos que tome el aderezo unos quince minutos.
Precalentamos el horno a 180º. Regamos con el caldo la trucha, dejando en el fondo un dedo aproximadamente del mismo; y, pasamos la trucha al horno teniéndola unos quince minutos, transcurridos los cuales, sacaremos la fuente, le damos la vuelta a la trucha, regamos con el caldo (añadiendo si fuera necesario) y volvemos a meterla nuevamente otros quince minutos. En este último tramo, ponemos en el horno, también, la fuente con las patatas, cebolla, etc. que teníamos preparada.
Pasados los últimos quince minutos, la trucha está lista para comerla.