14/11/13

Estofado de ternera

Siendo tiempo de setas he utilizado como ingrediente extra unos níscalos que han enriquecido el sabor y textura del estofado.
Ingredientes:
750 g de ternera cortada en tacos.
1 cebolla
1 zanahoria
2 dientes de ajo
2 anillas de pimiento rojo
1 tomate maduro
1/2 calabacín verde
1 patata pequeña cortada en dados -opcional-
2 cucharadas soperas de aceite de oliva
En este caso: 3 níscalos medianos
50 g de guisantes
pimienta negra molida
1 pastilla de caldo
1 cucharadita de pimentón dulce
1/2 vaso de vino tinto
sal
En una sartén rehogamos los níscalos con una cucharadita de aceite de oliva.
En una olla rápida, ponemos aceite de oliva, escurriendo el que hemos utilizado para los níscalos, y salpimentada la ternera la rehogamos, hecho esto, la apartamos y reservamos.  En el aceite de rehogar la carne, rehogaremos las verduras triturándolas después menos la zanahoria. Hecho todo lo anterior ponemos en la olla la carne, la zanahoria, los guisantes, la patata, los níscalos, añadimos la cucharadita de pimentón, la pastilla de caldo y damos unas vueltas al conjunto, agregamos el vino tinto y dejamos que hierva para evaporar el alcohol del vino, añadimos 1 vaso de agua, ajustamos de sal, cerramos la olla y desde que pite contamos 15 minutos. Apartamos la olla dejándola enfriar hasta poder abrirla y listo.

13/11/13

Níscalos a la plancha

 níscalos al ajillo
Níscalos a la plancha con un ajito picado y aceite de oliva.
En tiempo de setas: 
Níscalos. Su nombre científico: lactarius deliciosus.
Se puede cocinar de muy variadas maneras, pero sin duda la más simple y en la que se aprecia toda la intesidad de su sabor, al menos para mí, es a la plancha con unas gotas de aceite de oliva y un ajito picado. ¡Delicioso! A lo mejor de ahí parte de su nombre científico "deliciosus", ¡digo yo!

11/11/13

Carne de membrillo o dulce de membrillo

 Carne de membrillo
Carne de membrillo o dulce de membrillo.Ingredientes para este dulce o carne de membrillo:
3 membrillos grandes cuyo peso será de un kilo por lo menos
450 gr. de azúcar (más dulce, más azúcar obviamente)
50 gr. de azúcar moreno
una taza, de las de café, de agua
Lavamos cuidadosamente los membrillos para quitarles la pelusa de la piel y los introducimos en la olla rápida en la que habremos puesto la tacita de agua, cerramos la olla y desde que empiece a pitar contamos 8 minutos, apartamos la olla y la dejamos enfriar sin destapar. Cuando la olla esté fría la abrimos, sacamos los membrillos y les quitamos la piel, el corazón y las semillas. Cortamos los membrillos en trozos y, en la olla que vamos a hacer el dulce (que deberá ser alta y ancha), los trituramos con la batidora obteniendo una papilla a la que añadiremos el azúcar y una tacita de agua aprovechando el poquito jugo que habrán soltado al cocer. Y ya ponemos la olla al fuego -fuego medio- mezclando bien los ingredientes y dando las vueltas necesarias al conjunto para que y hasta que se trabe, cuidando que no se agarre al fondo. Cuando al dar vuelta a la mezcla el dulce pueda apartarse con la cuchara haciendo como un pocillo en el medio sin que se tape estará listo el dulce o carne membrillo. Ya solo queda enmoldar, dejar que se enfríe y mantenerlo en el frigorífico 24 horas para que coja consistencia y poder desmoldar con facilidad. Hecho todo lo anterior solo queda disfrutar de este exquisito dulce que es combinable con una gran variedad de productos...

El mismo proceso anterior pero utilizando un vaso de agua, 250 ml nos dará como resultado un dulce de membrillo menos espeso y de mucha menor consistencia en la trabazón, obteniendo una deliciosa mermelada.