5/12/15

Doradas o lubinas a la sal

Es una forma muy sencilla e ideal de preparar, obteniendo el pescado en su jugo
y en su punto justo de cocción y sal ya que se cocina de manera uniforme. Sólo hay que cuidar el correcto tiempo de horneado.
Ingredientes:
2 piezas de pescado de ración: doradas o lubinas
1 ½ kg de sal gorda para hornear.
Elaboración:
En la pescadería pediremos que nos preparen las doradas o las lubinas para cocinarlas a la sal.
Precalentar el horno a 200º C con calor arriba y abajo.
Prepara la bandeja del horno untando muy ligeramente de aceite retirando el posible exceso con un papel absorbente (esto es sólo para que sea más fácil limpiar la bandeja después de su uso).
En un bol mezclaremos la sal, con las manos, con medio vaso corto de agua.
Extender una cama de la sal sobre la bandeja, colocar encima las doradas o las lubinas y las cubrimos con la sal de forma homogénea compactando suavemente con las manos.
Introducir la bandeja en el horno, ya precalentado, y las dejaremos cocinarse unos 15 ó 20 minutos, según horno.
Transcurrido el tiempo de horneado, sacar la bandeja, dejar reposar dos o tres minutos.
Para retirar la sal y posteriormente emplatar, romperemos la costra (con golpes suaves) con unas palas de cocina, cuidando mucho no romper el pescado.
Ya sólo queda emplatar y servir.

4/12/15

Bizcochitos de moka

Sencillísima receta de repostería.
Ingredientes:
1 bolsa de soletillas
100 g. de mantequilla
100 g de azúcar
1 cucharada de café soluble
2 cucharadas de ron
leche
coco rallado
Elaboración:

Se mezcla la mantequilla con el azúcar. Se disuelve el café en el ron y se añade a la mezcla anterior. Se va untando una soletilla y se pone otra por encima, luego se pasan por la leche y después por el coco y listo.

Tortilla de patatas rellena

Ingredientes:
5 patatas medianas
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
1 cebolleta tierna
6 huevos
1 chorizo de matanza
aceite de oliva
sal
Elaboración:
Lavamos las patatas y las verduras. Pelamos y cortamos las patatas para tortilla; cortamos en trozos pequeños el pimiento verde, el pimiento rojo y la cebolleta tierna en juliana. Quitamos la tripa al chorizo y picamos un poco la carne.
En una sartén ponemos una cucharada de aceite de oliva y pochamos la verdura, añadimos la carne del chorizo y salteamos; sólo unas vueltas y reservamos.

En otra sartén ponemos aceite de oliva añadimos las patatas ya cortadas, ponemos un punto de sal y a fuego medio las freímos. Cuando estén, quitamos el exceso de aceite, añadimos las verduras y la carne del chorizo que habíamos reservado, ajustamos de sal y mezclamos todo añadiendo los huevos previamente batidos y listo para cuajar la tortilla al gusto de cada cocinero.

Boquerones en vinagre

La receta de Boquerones en vinagre es muy sencilla de elaborar. Es una tapa muy típica en bares y en nuestra gastronomía. Además de ser, el boquerón, un pescado de excelentes propiedades alimenticias.
Ingredientes:
½ kg. de boquerones frescos
200 ml de vinagre
50 ml de agua
perejil
Aceite de oliva virgen extra
tres dientes de ajo
Sal
Observación importante:
Antes de nada hay que tomar las debidas precauciones para evitar el conocido Anisakis, parásito que anida en el intestino de pescados como el boquerón o la merluza entre otros y cuya infección en las personas provoca la anisakiasis que es una infección parasitaria provocada por las larvas del anisakis y como he dicho anteriormente se encuentran en el aparato digestivo de determinados tipos de pescado y cuya infección se produce al consumir ese pescado crudo o muy poco cocinado.
Para evitar la parasitosis por anisakis deberemos congelar los boquerones, una vez eviscerados, entre 24 ó 48 horas a una temperatura de -20ºC o inferior.
Elaboración:
Limpiar los boquerones, quitándoles las cabezas, las tripas y las espinas, dejándolos bien limpios. Lavar con abundante agua dejándolos después en agua bien fría, a la que le podemos echar algunos cubitos de hielo.
Se pueden congelar ya limpios o limpiarlos después de congelarlos, a gusto de cada cual.
Hecho todo lo anterior, preparamos una mezcla de agua, un poco de sal y el vinagre, que puede ser de vino o de manzana.
Colocamos los boquerones en un recipiente plano y amplio, bien ordenados, y añadimos la mezcla anterior para que se vayan macerando. Los dejaremos unas horas, dependiendo sobre todo del tamaño de los boquerones.

Una vez macerados los escurrimos bien y los colocaremos sobre otra bandeja plana, sobre la que los iremos colocando en capas y entre capa y capa iremos echando una buena cantidad de perejil picadito y láminas de ajo para poder retirar los trozos al comer los boquerones. Para acabar los bañamos bien con aceite de oliva virgen y dejamos enfriar en la nevera durante varias horas, para que tomen todo el sabor y listo.

Hongos silvestres

Su nombre común: Champiñón silvestre, champiñón de campa, barren-gorri, camperol. Pertenece al Orden: Agaricales y a la Familia: Agaricaceae
Entre sus características podemos destacar:
Características:
Sombrero de entre 5 y 10 cm de diámetro, en una primera etapa de forma más o menos globosa, después convexo y solo aplanado cuando es muy viejo. Su color fundamental es el blanco, aunque en ocasiones las escamas que recubren la superficie se agrisan, e incluso a veces adquieren tonos marrón oscuro. El borde del sombrero puede presentar flecos que no son otra cosa que restos del velo.
Láminas libres con respecto al pie, más bien apretadas, blanquecinas al principio, rápidamente de color rosado, aunque con la maduración van oscureciendo hasta adoptar un color marrón casi negro de viejas.
Pie cilíndrico y proporcionado al tamaño del sombrero, carnoso. Una de las características fundamentales es que es fácilmente separable del sombrero.
Carne espesa y consistente de color blanco, algo rosada al corte zonalmente, con olor fúngico agradable y sabor dulce igualmente agradable.
Es una especie que fructifica tanto en primavera como en el otoño, propia de pastizales de las zonas bajas, en campas abonadas por el ganado, ya que necesita de terrenos nitrogenados para su crecimiento. Es muy frecuente y, en algunas zonas, muy abundante.
Comestible:
Es una especie comestible Se caracteriza porque no amarillea, ni huele a anís, lo que la separa perfectamente del Agaricus arvensis, que en ocasiones se encuentra en las mismas zonas, también llamada bola de nieve e igualmente comestible.
Y ahora a disfrutar de unos sabrosos hongos silvestres.
La receta:

Cómo preparar hongos y disfrutar de su característico y sedoso sabor:
Simplemente a la plancha:
Limpiar cuidadosamente con un cepillo de cocina el haz y el envés del hongo, una vez cortado el tallo.
Poner una plancha al fuego untada de aceite, disponer en ella los hongos un diente de ajo laminado, una gota de aceite de oliva sobre cada uno, unos granos de sal y listo. Podemos acompañar con unas lascas de jamón serrano.

A la plancha con panceta salada:

Poner una plancha al fuego untada de aceite, disponer en ella los hongos un diente de ajo laminado, una gota de aceite de oliva sobre cada uno, unos granos de sal, unas lonchas finitas de panceta salada y listo .